COMPARTIR

La Gestión Ambiental de Cesvi Colombia es un servicio que se presta a las compañías aseguradoras, la cual consiste en la recolección de repuestos o piezas sustituidas de los vehículos de reparación de sus talleres. Este proceso surge como una repuesta a la necesidad de las aseguradoras de gestionar y controlar los repuestos sobrantes de las reparaciones realizadas por los talleres.

Las compañías aseguradoras, dentro de su política de responsabilidad social empresarial, se acogen a este programa con el objetivo de crear buenas prácticas en el manejo y la disposición final de los residuos peligrosos y piezas generadas por ellas.

Un mal manejo de residuos no solo ocasiona daños al medio ambiente por contaminación de agua, suelo y efecto invernadero, amenazando la sostenibilidad ambiental, sino también a la salud humana por daños en el sistema respiratorio y propagación de enfermedades, además de problemas toxicológicos.

Beneficios para las compañías aseguradoras

Al integrarse al Plan de Gestión Ambiental pueden determinar cuáles proveedores (talleres) sustituyen y entregan las piezas según lo autorizado por la compañía; ayuda a suministrar herramientas para la toma de decisiones sobre el manejo que se le da a los autopartes por parte de los talleres; se identifican las partes que pueden ser cobradas para cambio y no era necesario cambiarlas, con lo que se reduce el fraude interno y externo, y contribuyendo al mejoramiento del medio ambiente a través de buenas prácticas en el manejo y la disposición final de los residuos peligrosos y piezas generadas por la industria automotriz.

¿Cómo se realiza la recolección?

1. El taller, por medio de una herramienta informática diseñada por Cesvi (SIPO), registra las piezas reemplazadas en el vehículo (se identifica placa, color, modelo, etc).

2. En otros casos la aseguradora envía periódicamente el listado de los talleres y los repuestos a recoger.

3. Cesvi Colombia ingresa al sistema o base de datos la información y programa las rutas de recolección por zonas.

4. El conductor se desplaza en el vehículo debidamente identificado y recoge las piezas en cada uno de los talleres basado en la ruta programada y en un acta o planilla de recolección.

5. Una vez se ha realizado la recolección, el conductor trae las piezas a Cesvi y se realiza una destrucción de las mismas para evitar su reutilización.

6. Posteriormente se realiza la clasificación y pesaje de las piezas por corriente (plástico, llantas, acero, aluminio, vidrio), y se almacena en contenedores.

7. Este material es entregado a gestores que lo emplean como materia prima para sus procesos de producción interna, contribuyendo en la minimización del empleo de nuevas materias primas que necesitan gran cantidad de energía y agua para ser fabricadas.

NO HAY COMENTARIOS

RESPONDER