COMPARTIR

Los crash box son elementos muy importantes a la hora de minimizar daños en los vehículos frente a una colisión, estos daños, no solo implican aspectos desde el punto de vista de la seguridad de los ocupantes, sino que también van relacionados directamente con el impacto económico que representa la reparación de los vehículos siniestrados que no poseen este tipo de elementos.

Seguridad Pasiva en un automóvil BMW

Esta pieza está diseñada exclusivamente para absorber energía en caso de colisión, su ubicación inmediatamente anterior a las puntas de chasís previene que la energía cinética se propague a estas, generando menor daño a la carrocería. Los crash box suelen estar fabricados en diversos materiales como acero, aluminio, plástico, etc.

Al momento de una colisión actúan absorbiendo gran parte de la energía, evitando la propagación de la misma hacia piezas próximas de la carrocería.

A continuación, se dan a conocer los aspectos económicos y relevantes que enmarcan la inclusión de este elemento en los vehículos comercializados en el país y los resultados del proyecto de investigación del ensayo de impacto realizado por Cesvi Colombia.

Resultados del proyecto de investigación

El 40% de vehículos presentes en el país cuentan con sistema Crash Box trasero de absorción de energía; mientras un 60% no cuenta con este dispositivo, de este último el 50% cuenta con al menos un absorbedor de energía, mientras que un 10% no cuenta con ninguno.

En resumen, el panorama es:

Un 10% de los vehículos no cuentan con ningún tipo de sistema de absorción de energía para los  cuales el coste medio para su reparación es de $5.052.000, así mismo el 50% cuenta con por lo menos un absorbedor de impactos el cual influye en el coste de la reparación, pues es en promedio de $4.872.000; mientras que en el 40% de los casos que si cuenta con sistemas tipo Crash Box trasero el costo disminuye considerablemente a un promedio de reparación de $3.363.000 por vehículo.

Prueba en Cesvi Colombia

Cesvi Colombia realizó el ensayo de colisión basado en la norma del RCAR para ensayos a baja velocidad en dos vehículos de la misma marca y línea. Los dos vehículos se colisionaron guardando las mismas condiciones de protocolo, con la diferencia de que un vehículo contó con la adición del Crash Box trasero mientras que el otro vehículo no.

El ahorro no solo se ve reflejado en repuestos y materiales, sino también la intervención en tiempo pues el tiempo invertido para el vehículo que no contaba con Crash Box fue de 46.38 horas, mientras que para el vehículo al que se le integro el sistema de absorción fue de 12.90 horas; claramente se evidencia una diferencia en tiempo de 33.48 horas, lo que corresponde a un 72%.

Relación costo de la reparación vs. valor comercial del vehículo

Con el presente estudio se ha logrado establecer la incidencia que tiene la reparación de los dos vehículos, frente a su valor comercial, en condiciones controladas de colisión como son la velocidad y zona de impacto, sin embargo, se debe comparar la incidencia que tiene el valor total de la reparación del impacto trasero en función del valor comercial de los vehículos y dejando como constante el costo de la reparación.

Conclusiones

El Crash Box es un elemento de seguridad pasiva, el cual es distribuido de manera independiente o de manera integral con el soporte de los paragolpes de los vehículos, esta pieza que puede ser fabricada de materiales como el acero, aluminio o plástico es fundamental en la absorción de energía frente a una colisión.

• El 40% de los vehículos presentes en el país cuentan con sistema de Crash Box trasero, mientras que un 60% no cuenta con este elemento.

• El 90% de los vehículos estudiados cuenta en su sección trasera con por lo menos un elemento de absorción de energía como absorbedor de energía o soporte de paragolpes trasero.

• Un 10% de los vehículos no cuentan con ningún tipo de sistema de absorción de energía para los  cuales el coste medio para su reparación es de $5.052.000, así mismo el 50% cuenta con por lo menos un absorbedor de impactos el cual influye en el coste de la reparación, pues es en promedio de $4.872.000; mientras que en el 40% de los casos que si cuenta con sistemas tipo Crash Box trasero el costo disminuye considerablemente a un promedio de reparación de $3.363.000 por vehículo.

• Al comparar los costos de reparación se puede evidenciar que en el caso de los vehículos que cuentan con Crash Box traseros el costo de la reparación representa un 5%, mientras que para los que no traen este elemento el costo representa un 10% sobre el valor comercial del vehículo.

• La inversión en tiempo de intervención en los daños ocasionados es de un 72% en el vehículo al que se le incluye el Crash Box, pues los daños no afectaron punta de chasís ni piso baúl; debido a que el Crash Box cumplió la función de absorber la energía producto del impacto en la colisión.

• La participación porcentual de la reparación del impacto trasero fue menor para el caso del vehículo al que se le incluye el Crash Box, pues para este caso fue de un 4,45%, frente a un 11,39% para el vehículo sin Crash Box.

• El ICRV aplicado a los dos vehículos colisionados, indica un resultado de 2,86 para el vehículo con Crash Box, frente a un 7,93 del otro vehículo; esto indica que la reparabilidad a menor calificación, es más bajo el costo de la reparación.

La inclusión de elementos de absorción de energía como soportes de paragolpes y/o Crash Box traseros, implican no solo una gran reducción de costos al momento de la reparación frente a una colisión, sino también, que estos elementos aumenta la seguridad de los ocupantes de los vehículos.

 

Fuentes adicionales de información:

De esta forma debe escribir la fuente donde se realiza la consulta.

Cesvi Colombia S.A. (2018). Proyecto de investigación “Análisis del impacto de la implementación de Crash Box traseros.

Cesvimap. (209). Reparación de carrocerías de automóviles.

2 COMENTARIOS

RESPONDER