COMPARTIR

El Reino Unido prohibirá la venta de automóviles nuevos que funcionen solo con combustibles fósiles en 2030, una medida que está diseñada para eliminar gradualmente los vehículos contaminantes antes que cualquier otra economía importante y respaldar la recuperación del país de la pandemia.

El gobierno del Reino Unido dijo en un comunicado el miércoles que pondrá fin a la venta de automóviles y camionetas nuevas de gasolina y diésel cinco años antes de lo planeado anteriormente, lo que lo pondrá en camino de ser el primer país del G7 en descarbonizar el transporte por carretera. Se permitirá que las ventas de nuevos vehículos híbridos continúen hasta 2035.

La prohibición es parte de un plan más amplio de «revolución industrial verde» anunciado por el primer ministro Boris Johnson que incluye £ 12.000 millones (US$ 16.000 millones) en inversiones gubernamentales. El gobierno espera que el sector privado contribuya con más de tres veces esa cantidad.

Para acelerar las ventas de vehículos más limpios, el gobierno gastará £ 1.300 millones (US$ 1.700 millones) en puntos de recarga de vehículos eléctricos y casi £ 500 millones (US$ 664 millones) para desarrollar y producir baterías para autos eléctricos. Unos 582 millones de libras esterlinas (773 millones de dólares) en subsidios harán que los vehículos de cero emisión y ultrabajas sean más baratos para la gente.

Fuente CNN 

NO HAY COMENTARIOS

RESPONDER