COMPARTIR

final de los años 90, un grupo de compañías aseguradoras de Colombia aceptaron la invitación realizada por el grupo Mapfre de crear un Cesvi en Colombia para replicar las buenas experiencias y resultados obtenidos en España y otros países latinoaméricanos.

La legítima convicción del grupo de compañías aseguradoras accionistas de Cesvi, en aportar al mercado estudios y resultados que contribuyeran al mejoramiento de los sectores asegurador, automotor, reparador y de la seguridad vial, fueron el factor clave de éxito para la consolidación del proyecto en Colombia.

En 1998 una vez realizados los acuerdos y tramites propios de la constitución de la sociedad, tuve la fortuna de haber sido seleccionado Gerente General de Cesvi Colombia. En ese momento era un proyecto totalmente desconocido para la mayoría del mercado, pero fue tan grande la ilusión y la oferta de valor que rápidamente nos permitió despertar el interés general.

Una parte fundamental en los inicios, fue el apoyo y formación en CesviMap España para conocer en detalle las actividades que se desarrollan en un centro de experimentación de esta naturaleza. Al regresar de la formación, iniciaron retos maravillosos que empezaron por la construcción de las instalaciones, la selección de los primeros colaboradores, la definición del primer portafolio y la definición de todos los procesos.

En los primeros años cuando eramos escasos 12 colaboradores, dedicamos muchas horas en la definición de los estándares que debían caracterizar las actuaciones futuras de Cesvi en Colombia y resultado de esas largas jornadas, se fue construyendo la identidad corporativa y la cultura empresarial que caracteriza hoy a la Compañía. Esto permitió que en pocos años se empezaran a mostrar extraordinarios resultados y prestar servicios con el ADN de Cesvi en el mercado, los cuales han contribuido sin duda a la evolución del mercado.

Nada de lo anterior hubiese sido posible sin el apoyo de las compañías accionistas, el decidido compromiso de nuestros colaboradores, la confianza de los proveedores de tecnología, marcas de vehículos, concesionarios, talleres independientes, comunicadores, autoridades, gremios y la activa participación de muchas otras partes interesadas de la cadena de valor del seguro, el automóvil y la seguridad vial.

Esta historia escrita en pocos párrafos, pasó en 21 maravillosos años de mi vida laboral que han sido marcados por alegrías, satisfacciones y un inmenso sentido de gratitud con la vida, con mi querido equipo de trabajo y con las compañías accionistas que me permitieron el privilegio de liderar y hacer parte de este gran proyecto trasformador. Hoy en día Cesvi es una extraordinaria empresa que la mueve la excelencia, la innovación, la tecnología y lo más importante, el amor de sus colaboradores por la Compañía.

Esta es la última editorial de revista Auto Crash que tengo el honor de escribir, por lo tanto quiero dar gracias a todos nuestros lectores, luego de 9 años y 53 ediciones de empeño en entregar al mercado una propuesta diferenciada. Sin más preambulos, me despido de mi adorado Cesvi para emprender con la misma ilusión de hace 21 años, nuevos retos profesionales.

NO HAY COMENTARIOS

RESPONDER