Julio de 2022.- La información sobre el estado del vehículo y las formas de uso permite a los talleres personalizar las ofertas de servicio.A esta conclusión ha llegado ZF Aftermarket y por eso propone a talleres y almacenes de repuestos iniciar el proceso hacia la llamada “Revolución de la posventa.”El primer paso de la automatización es la «información» porque los datos, independientemente de la fuente (vehículos, conductores, carga, clientes, nube, etc.) y de los medios de adquisición (etiquetas/módems telemáticos, dispositivos de IoT/conectividad, sensores conectados, etc.) son cruciales para la evolución de los despachos descriptivos a los predictivos, a los automatizados y, finalmente, a la conducción automatizada.

Por ello, es importante considerar la telemática en un concepto más amplio que el actual porque la evolución del ecosistema de la movilidad será mucho más compleja.“Todo el mundo va a empezar a tener su punto de contacto con diferentes partes de la industria. Todo el mundo juega un papel, y tiene un valor agregado que aportar. Pero la comunicación y las relaciones serán menos lineales y más en red, lo que añadirá un cierto nivel de complejidad.”, dice Philippe Colpron, director mundial de ZF Aftermarket.Sucede que algunas empresas y algunas personas tendrán sus dificultades para averiguar su propia capacidad para gestionar esa red.

Ecosistema digital con valor agregado“Por otro lado -continúa Colpron-, considero que se crean muchas oportunidades para la sociedad y para el usuario del vehículo, que es siempre la persona para la que buscamos crear valor agregado en el IAM. En ZF estamos muy contentos de seguir explorando con la gente y las empresas cómo podemos hacer más fuerte ese ecosistema y qué tipo de nuevos modelos de negocio se pueden crear juntos. La amplia penetración de la población de vehículos con funciones telemáticas allana el camino para la verdadera revolución de la posventa.”Un intercambio constante de información con los sistemas centrales crea transparencia sobre el estado del vehículo, el comportamiento de uso y, suponiendo que el propio cliente esté de acuerdo, permite sacar conclusiones sobre sus necesidades.Esto es lo que permite a los talleres personalizar las ofertas: por ejemplo, si el propietario del vehículo conduce a menudo por regiones montañosas, se le pueden ofrecer suspensiones para esa condición, o si todavía está estudiando, un servicio de cambio de neumáticos a bajo coste.

Trabajo en equipo interempresasLa posventa debe descubrir nuevas formas de colaboración, especialmente la digital, porque la asociación digital es algo a lo que muchas empresas no están acostumbradas y en el futuro será una parte importante de lo que va a constituir la economía y la forma el trabajo conjunto.Por ejemplo, ZF y Goodyear cooperan en la solución única de gestión de neumáticos y flotas. Y para ello colaboran intercambiando la inteligencia adecuada y ciertos datos inteligentes, de manera que se crea un valor más fuerte para la sociedad y para los usuarios finales.Por último, las empresas deben seguir participando en iniciativas del sector como CLEPA, Catena X o Caruso y defender que los propietarios de los vehículos decidan quién tiene acceso a sus datos, o a los datos de su vehículo, lo que posibilita un nuevo tipo de valiosos servicios.

Artículo anteriorEl icónico edificio “Cuatro Cilindros”, celebra su aniversario número 50
Artículo siguienteNueva campaña para el totalmente eléctrico MINI Cooper SE.

RESPONDER

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí