COMPARTIR

Colombia-2021. Recientemente, el Consejo de Estado pidió a los ministerios que reglamenten la revisión también para los vehículos eléctricos, quienes se espera que puedan acceder a un descuento del 30%. La Revisión Técnico Mecánica y de Emisiones Contaminantes (RTMyEC) consiste en un control del estado mecánico y la emisión de los gases contaminantes del carro y debe renovarse de forma anual.

La RTMyEC es un requisito para realizar cualquier trámite de tránsito sobre el vehículo automotor. Dicho certificado es un documento de carácter público y como tal quienes lo produzcan fraudulentamente, o lo utilicen, incurren en una conducta policiva y se exponen sanciones penales.

En Bogotá están matriculados unos 2.500.000 vehículos, de los cuales 2.087.000 tienen la obligación de someterse a la revisión técnico mecánica. Pero de este grupo, más de 670.000, es decir, el 32 %, no cuentan con el certificado vigente, informó la Secretaría Distrital de Movilidad.

Para saber la fecha de la última revisión del carro, es preciso ingresar a RUNT-Consulta Ciudadanos. Y para identificar los sitios autorizados por el Ministerio de Transporte según el tipo de vehículo que se va a revisar, hay que ingresar al Organismo Nacional de Acreditación de Colombia ONAC.

“No sólo es un mecanismo de control legal, sobre la condición mecánica y de contaminación ambiental de todos los vehículos, carros y motos. También es un manera de protegerse, ya que si se descuida el estado del carro se aumentan las chances de protagonizar un siniestro”, expresó Bruno Ferrari, COO del broker digital 123Seguro, quien animó a los conductores no solo a hacer la revisión, sino también ponerse al día con el SOAT.

Además de revisar la eficiencia del sistema de combustión interna, los niveles de emisión de gases y elementos contaminantes acordes con la legislación vigente sobre la materia. La RTMyEC tiene el objetivo de verificar el adecuado funcionamiento de la carrocería del carro, del sistema mecánico, eléctrico y electrónico.

Por otra parte,  se encarga de chequear el estado de los elementos de seguridad, de los frenos – en especial aquellos que operan con aire, se constata que no emite señales acústicas por encima de los niveles permitidos.

Finalmente, también se revisan las llantas del vehículo, los elementos de emergencia y, en el caso de los carros de servicio públicos, del funcionamiento de los dispositivos empleados para cobrar.

NO HAY COMENTARIOS

RESPONDER