Los primeros motores automotrices utilizaban un aceite derivado de la refinación del petróleo crudo, dando origen al aceite base moderno. Con el avance de la tecnología de motores, las partes en movimiento rápido y las altas temperaturas comenzaron a demandar una lubricación más efectiva. Como respuesta a esta necesidad, se introdujeron aditivos destinados a reducir la fricción, minimizar el desgaste, mejorar la viscosidad y fortalecer la resistencia a la corrosión. Aunque en sus inicios estas tecnologías estaban reservadas para países altamente desarrollados, hoy en día se han vuelto accesibles en Colombia.

A pesar de la sólida presencia de las marcas importadas tradicionales en el mercado, un nicho de bajo costo ha emergido, donde las marcas nacionales se han destacado gracias a su excelente relación calidad-precio, versatilidad para satisfacer las necesidades de mantenimiento y habilidad para mantener precios estables a lo largo del tiempo.

Es en este segmento donde marcas como Power Oil, Usa Motor Oil, Royalty, entre otras, han ganado protagonismo al ofrecer sus productos tanto en el mercado mayorista como minorista. Estos lubricantes están dirigidos a cientos de propietarios de maquinaria industrial y agrícola, flotas de vehículos terrestres y acuáticos, talleres mecánicos y empresas de mantenimiento, todos buscando obtener el máximo rendimiento y protección.

Además, gracias a formulaciones exclusivas desarrolladas por destacados ingenieros colombianos en sus instalaciones ubicadas en Yumbo y Galapa, Lubricantes Power Oil se distingue por la creación de productos que incorporan los últimos avances tecnológicos en lubricación. El resultado es un lubricante de alta calidad con propiedades que prolongan la vida útil de motores, tanto a gasolina como a diésel, optimizando su rendimiento y garantizando una lubricación adecuada. Su catálogo incluye una amplia gama de productos, desde lubricantes para motores y transmisiones hasta direcciones hidráulicas, motores fuera de borda y grasas de calcio, entre otros lubricantes industriales.

No solo se destacan por su calidad y rendimiento, sino que Power Oil también genera más de 70 empleos directos, lo que representa una valiosa contribución al crecimiento de la economía nacional. Un aspecto distintivo y de gran importancia en su proceso es el uso de empaques fabricados a partir de resinas de plástico recicladas, lo que refleja su compromiso con la sostenibilidad. Además, marcan la diferencia en el mercado al asumir la responsabilidad de recoger y gestionar el aceite una vez que ha sido consumido, evitando así su vertido en el alcantarillado, cuerpos de agua o la contaminación de suelos.

Finalmente, la empresa se destaca por ofrecer productos de alta calidad, amigables con el medio ambiente y atienden a diversas necesidades, desde maquinaria industrial hasta vehículos.

 

También puede leer:

Kia presenta tres nuevos vehículos eléctricos en Corea

Nuevo Renault Kardian: la marca anticipa un nuevo detalle antes de su lanzamiento mundial

 

Artículo anteriorTC 2000 llega a su carrera 1000 haciendo historia en el país
Artículo siguienteDel primer Fiat 600 al Fiat 600 Eléctrico

RESPONDER

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí