COMPARTIR
Todos los padres de familia, con hijos entre los cero y seis años deben hacer uso de los sistemas de retención infantil y de su adecuada instalación, teniendo en cuenta su importancia como elemento de protección ante un siniestro vial.

Organismos internacionales como la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE), han señalado que el uso adecuado de las sillas infantiles de retención vehicular reduce en un 75% las muertes por siniestros y en un 90% las lesiones que pueden sufrir los niños ante la ocurrencia de un siniestro vial.

Las sillas de retención son elementos que mantienen a los niños sentados de manera correcta y debidamente anclados al asiento del automotor. Estas impiden que, de presentarse un siniestro vial, los pequeños se golpeen contra cualquier parte del vehículo. Vale la pena recordar que, por acción de la inercia, ante un choque, los ocupantes de un vehículo se moverán con la misma velocidad en que se desplaza el automotor.

Actualmente, se utilizan de tres tipos:

• Sistema de retención infantil fijado hacia la parte trasera del vehículo. Se utiliza generalmente para recién nacidos y niños y niñas hasta los cuatro años aproximadamente. Pueden ser instalados con el cinturón de seguridad o anclados mediante un sistema de sujeción infantil (puntos de anclaje en los vehículos) denominado ISOFIX (sistema europeo) o LATCH (sistema americano).

• Sistema de retención infantil fijado hacia el frente del vehículo. Al igual que el anterior, pueden ser instalados con el cinturón de seguridad o anclados mediante un sistema de sujeción infantil.

• Sistema ´booster´ o asiento/cojín elevador para niños más grandes. Su fijación se realiza por medio del cinturón de seguridad.

Desde la Agencia Nacional de Seguridad vial también realizan las siguientes recomendaciones:

• Fijar los sistemas, en lo posible, en sentido contrario a la marcha del vehículo: Estudios internacionales recomiendan que el sistema de retención infantil se mantenga en esta posición hasta que los niños cumplan cuatro años, con el fin de brindarles mayor protección al desarrollo de su cabeza y cuello. Los sistemas de retención infantil, de acuerdo con la regulación que cumplen incluyen, una clasificación por grupos de pesos o una clasificación por estatura definida por el fabricante.

• Uno de los lugares más seguros para ubicar un sistema de retención infantil es en la mitad del asiento trasero del vehículo. Si el sistema se va a fijar por medio del cinturón de seguridad, este debe ser uno de tres puntos.

• Se recomienda que un niño o grupo de niños nunca permanezcan dentro de un vehículo, esté en movimiento o no, sin supervisión de un adulto.

• Para facilitar el descenso del vehículo, se recomienda parquear el carro sobre la acera en la que está ubicado el sistema de retención infantil.

El más reciente análisis del Observatorio Nacional de Seguridad Vial informó que entre enero y octubre de 2020 se han salvado 12 vidas de menores de edad entre los 0 y los 6 años que se movilizaban en vehículos, en comparación con el mismo periodo del año anterior, gracias en buena medida al Aislamiento Preventivo Obligatorio. Mientras que en los primeros 10 meses de 2019 se registraron 24 víctimas fatales, este año se han presentado 12 fallecimientos. Esto equivale a una reducción del 50% en la siniestralidad vial.

NO HAY COMENTARIOS

RESPONDER