Volvo Cars, el primer fabricante de automóviles que puso a funcionar de forma activa los asientos para niños a prueba de choques en la década del 60, lanza una serie de tres nuevos asientos que hacen énfasis en el diseño, la comodidad y el bienestar de los más pequeños. La nueva generación de asientos para niños de Volvo Cars está hecha con una tapicería más transpirable y cómoda, compuesto por tejidos de lana en un 80%, lo que hace que los asientos sean más suaves al tacto, duraderos y presenten un mejor rendimiento tanto en climas fríos como calientes. Estos nuevos accesorios desarrollados con uno de los principales fabricantes de asientos de niños en el mundo, Britax-Römer, y ensayados en Volvo Cars Centro de Seguridad en Gotemburgo, Suecia, estarán disponible desde principios de junio en los mercados seleccionados.

Artículo anteriorAsí se mide la mejor experiencia posventa de las marcas
Artículo siguienteNo le dé largas al mantenimiento de los frenos

RESPONDER

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí