Volvo Cars' manufacturing plant in Ghent

La instalación de 15.000 paneles solares en su fábrica de Gante, en Bélgica, supone otro paso hacia el objetivo de que, en 2025, los procesos de fabricación de la empresa no tengan ningún impacto sobre el clima.

En la fábrica de Gante también se utiliza energía eólica, con la que se cubre alrededor del 11 % del consumo energético. Además, en 2016 se introdujo un sistema de calefacción en la fábrica que reduce un 40 % las emisiones de carbono, lo que permite ahorrar 15.000 toneladas de CO2 al año. Desde 2008, la electricidad de todas las fábricas europeas de Volvo Cars procede de fuentes renovables.

Volvo Cars también está buscando el modo de utilizar más material sostenible en sus productos. La empresa tiene la intención de que, a partir de 2025, al menos el 25 % de los plásticos utilizados en todos los nuevos modelos Volvo que se lancen sean de material reciclado.

La empresa también se comprometió a utilizar menos plástico en sus actividades y ya inició un proceso para eliminar los plásticos de un solo uso de todas sus oficinas, cafeterías y eventos de todo el mundo para finales de 2019. Cada año, el programa sustituye más de 20 millones de objetos de plástico de un solo uso —como cubiertos, vasos y envases de comida— por alternativas más sostenibles, entre ellas, productos biodegradables hechos de papel, celulosa y madera.

Artículo anteriorNissan electrificará el Salóndel Automóvil de Bogotá
Artículo siguienteNo se pierda la XVI edición del Salón Internacional del Automóvil

RESPONDER

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí