COMPARTIR

Más de 3.000 vehículos con motor eléctrico ruedan por las vías de Colombia y cada día son más los conductores que optan por adquirir esta clase de vehículos por encima de los automóviles tradicionales.

El arribo de automóviles eléctricos a Colombia trae consigo nuevos retos para los consumidores, para las compañías de seguros, los talleres reparadores e incluso para los servicios de asistencia, para este último, es imprescindible que los operadores de grúa, conozcan el funcionamiento de las nuevas tecnologías, los riesgos de manipulación y procedimientos básicos para los servicios de asistencia vial y de grúa.

En la actualidad existen muchas dudas acerca del uso de los vehículos eléctricos, porque pese a que los fabricantes están haciendo todo lo posible por solucionar los potenciales inconvenientes, muchos conductores aún se encuentran escépticos. Uno de los mayores problemas de estos vehículos suele ser la batería, y es que en un alto porcentaje de los casos, los vehículos de esta índole pueden llegar a necesitar asistencia en las vías, esto puede presentarse por múltiples casos como la batería del automóvil agotada, un choque, fallos con el arranque entre otros; cuando algo de esto sucede y se solicita el servicio de asistencia, los técnicos u operadores de la grúa, deben tener en cuenta algunas precauciones para evitar daños a los vehículos, dado que la operación de grúas trae varios riesgos tanto para el vehículo que es auxiliado, como para el operario de la misma.

Lo que debe tener en cuenta

Existen protocolos para la operación segura de grúas, los cuales establecen requisitos mínimos de seguridad con el fin de disminuir los riesgos que este tipo de operaciones conlleva. A continuación, se mencionan algunos aspectos generales que se deben tener en cuenta al momento de remolcar un vehículo eléctrico en la prestación del servicio de asistencia.

1. Identificar el tipo de vehículo, por lo general poseen anagramas especiales, que son logos que permiten identificar el tipo de tecnología, tales como HIBRID, EV, “e” electric, entre otros.

2. Se recomienda transportar este tipo de vehículos en grúas con plataforma.

3. Solicitar al conductor, el manual de asistencia del fabricante del vehículo, para seguir las instrucciones que aparecen en el mismo, respecto al tema de remolque y asistencia vial, para evitar daños al vehículo. Se debe tener en cuenta, que cada marca tiene aspectos específicos para el servicio de asistencia de sus vehículos.

4. En caso de accidente, evitar manipular los cables gruesos color naranja, que puedan estar expuestos en el habitáculo del motor, estos cables son los que llevan el alto voltaje desde la batería de tracción hacia el inversor y el motor eléctrico.

5. Si por algún motivo, se debe intervenir el vehículo en la zona del habitáculo del motor, se debe usar guantes aislantes dieléctricos o bien solicitar el apoyo de la marca o de los entes certificados para ello.

6. Para el traslado de un vehículo de estas características, el operador de grúa deberá tener en cuenta la tipología de la transmisión de potencia del vehículo, así como las condiciones en las cuales deberá ser transportado, tomando como punto de partida, el reporte de novedades que el conductor informe al momento del evento.

7. El remolque debe garantizar que las ruedas motrices no se encuentren en contacto con el suelo, ya que esta maniobra puede generar energía en el vehículo. De igual forma se deberá ubicar el selector de cambios en la opción neutral disponible.

8. El técnico de grúa debe utilizar los ganchos de remolque diseñados para ello en el vehículo, los cuales deben estar en el equipo de carretera.

9. Solicitar al usuario o conductor, que antes de poner fuera de activación el vehículo, coloque la palanca de cambios en neutro y desactive al freno de estacionamiento.

10. Se debe transportar el vehículo solamente después de poner el interruptor de encendido en OFF.

11. Una vez el vehículo se encuentre en el planchón, las cadenas o cables de seguridad deben amarrarse únicamente al gancho de remolque del vehículo o a las partes estructurales principales del mismo. Así como sujetar con reatas las cuatro ruedas para garantizar la inmovilidad del vehículo y evitar que se afecte la carrocería.

12. Se procede también a colocar la palanca de cambios en parking y el freno de estacionamiento.

13. Nunca remolque un vehículo por largos trayectos sobre las ruedas delanteras o las 4 ruedas sobre el suelo (hacia delante o hacia atrás), si no lo necesario para subirlo a la grúa, ya que esto puede causar daños graves al motor.

14. Nunca remolque un vehículo por largos trayectos utilizando el gancho de amarre o el gancho de remolque.

15. Los mecanismos de tracción o herramientas de anclaje deben estar orientados y ubicados para que no estén en contacto con ninguna pieza del sistema de la suspensión, dirección, frenos, alto voltaje o refrigeración.

NO HAY COMENTARIOS

RESPONDER