COMPARTIR

Con el fin de contribuir a la movilidad sostenible y a la reducción de emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero, el congreso colombiano sancionó la ley que promueve el uso de vehículos eléctricos con beneficios económicos, no solo en la compra sino también en descuentos de revisión técnico mecánica, SOAT, ampliación de infraestructura, entre otros descritos a continuación.

1. Los impuestos no podrán superar el 1% del valor total comercial

Sin importar el precio, marca o tipo de vehículo, las tarifas aplicables no podrán superar el 1% del valor comercial del vehículo. Esta tarifa se encuentra por debajo de lo estipulado, ya que el impuesto de vehículos de combustible fósil se determina sobre la base de su valor comercial así: hasta $20.000.000, 1,5%; más de $20.000.000 y hasta $45.000.000, 2,5%, y más de $45.000.000, 3,5%.

2. Descuento en la revisión técnico mecánica y de emisiones contaminantes

En un término de 6 meses, el Gobierno Nacional, en cabeza de los Ministerios de Transporte, Ambiente y Desarrollo Sostenible, reglamentarán los lineamientos técnicos necesarios para la revisión técnico mecánica y de emisiones contaminantes en el caso de vehículos eléctricos, estableciendo un descuento en el valor. La tarifa de descuento se establecerá teniendo en cuenta que estos vehículos tienen una tecnología diferente y no generan emisiones de gases contaminantes.

3. 10% de descuento en primas del SOAT

Las compañías aseguradoras del sector financiero y cooperativo establecerán un descuento del 10% en las primas del Seguro Obligatorio de Accidente de Tránsito de los vehículos eléctricos objeto de esta ley.

4. Los municipios podrán desarrollar y adoptar sus propios incentivos

Esto quiere decir que las entidades territoriales podrán desarrollar, promover y ofertar la adopción de esquemas de incentivos económicos para impulsar la movilidad eléctrica como, descuentos sobre el registro o impuesto vehicular, tarifas diferenciadas de parqueaderos o exenciones tributarias.

5. Exentos de las medidas de restricción vehicular

Los vehículos eléctricos estarán exentos de las medidas de restricción a la circulación vehicular que las autoridades de tránsito local dispongan, como los son pico y placa, día sin carro, restricciones por materia ambiental entre otros, excluyendo aquellas que se establezcan por razones de seguridad.

6. Sitios de parqueo preferencial

Los establecimientos que ofrezcan al público sitios de parqueo, deberán destinar un porcentaje mínimo del 2% del total de plazas para el uso preferencial de vehículos eléctricos. El Gobierno Nacional dentro de los 12 meses siguientes a la entrada en vigencia de la presente ley, deberá reglamentar la identificación de los parqueaderos preferenciales a los que se refiere el artículo 7 de esta ley, incluyendo un logotipo y color para los mismos.

7. Cuota mínima del 30% de vehículos eléctricos

En un plazo de 6 años de entrada en vigencia de esta ley, el Gobierno Nacional, los municipios de categoría 1 (con 700.001 hasta 2.000.000 habitantes) y los especiales (excepto Buenaventura y Tumaco), y el transporte público deberán cumplir con una cuota del 30% de vehículos eléctricos que se compren o contraten anualmente.

De la misma manera, las ciudades que cuenten con sistemas masivos de transporte público deberán implementar políticas para garantizar que un porcentaje de las flotas que operen sean automotores eléctricos, de acuerdo con el siguiente cronograma:

• A partir de 2025, mínimo el 10% de los vehículos adquiridos.

• A partir de 2027, mínimo el 20% de los vehículos adquiridos.

• A partir de 2029, mínimo el 40% de los vehículos adquiridos.

• A partir de 2031, mínimo el 60% de los vehículos adquiridos.

• A partir de 2033, mínimo el 80% de los vehículos adquiridos.

• A partir de 2035, mínimo el 100% de los vehículos adquiridos.

8. Estaciones de carga rápida

En 3 años los municipios de categoría especial, podrán garantizar que existan como mínimo 5 estaciones de carga rápida. En el mismo período de tiempo, Bogotá deberá garantizar que existan como mínimo, 20 estaciones de carga rápida. Estas estaciones de carga serán responsabilidad de los municipios, sin embargo, el funcionamiento será garantizado por las respectivas empresas de energía que prestan el servicio.

9. Las nuevas edificaciones deberán contar con accesos de carga vehicular

Esto indica que los edificios de uso residencial y comercial, cuya licencia de construcción se radique en legal y debida forma, a partir de la entrada en vigencia de la esta ley, deben contar con una acometida de carga de vehículos eléctricos cercana al lugar de parqueo. Los accesos a la carga deberán contar con las medidas de seguridad necesarias orientadas a que el respectivo propietario asuma el costo del consumo. Los proyectos de vivienda de interés social y de interés prioritario estarán exceptuados del cumplimiento de la obligación contemplada en la nueva ley.

Finalmente esta nueva ley aclara que la baja oferta de vehículos  eléctricos en los municipios no eximirá la obligación de cumplir esta ley. Adicionalmente, todas las empresas importadoras de este tipo de vehículos deben garantizar el importe de autopartes y repuestos el cual estará vigilado por el Ministerio de Transporte.

NO HAY COMENTARIOS

RESPONDER