General Motors está llevando a cabo cambios significativos en sus operaciones en Colombia y Ecuador para adaptarse mejor a las necesidades de sus clientes y al mercado en constante evolución.

En un movimiento estratégico, la compañía está transformando sus operaciones en ambos países hacia un modelo de compañías nacionales de comercialización. Este cambio está diseñado para respaldar el lanzamiento de vehículos de próxima generación, que incluirán un portafolio de clase mundial, junto con una experiencia excepcional para el cliente y servicios posventa de alta calidad.

Como parte de esta transformación, las operaciones de fabricación en la planta de Colmotores en Colombia y la planta de OBB en Ecuador cesarán sus actividades. El proceso de desmantelamiento ya ha comenzado en Colombia y está programado para concluir a finales de agosto de 2024 en Ecuador.

Esta decisión surge en respuesta a los desafíos del mercado, como la creciente fragmentación y la subutilización de las instalaciones de Colmotores y GM OBB, que actualmente operan a capacidades muy bajas.

General Motors reconoce el impacto que esto tendrá en sus empleados y se compromete a apoyarlos durante esta transición, ofreciendo beneficios y programas de reubicación laboral más allá de los requisitos legales.

A pesar de estos cambios en las operaciones de fabricación, General Motors seguirá siendo una presencia importante en Colombia y Ecuador a través de su reconocida marca Chevrolet, así como de sus servicios financieros, socios comerciales y una amplia red de concesionarios, respaldada por servicios de conectividad como OnStar.

«Las acciones que anunciamos hoy son fundamentales para garantizar que estemos mejor posicionados para ofrecer a nuestros clientes los vehículos y las tecnologías más avanzados, e impulsar la transformación de la industria en Colombia y Ecuador hacia un futuro sin emisiones», aseguró Shilpan Amin, presidente de GM Internacional.

El presidente y director general de GM Sudamérica, Santiago Chamorro, afirmó que la Compañía exploró una serie de opciones para determinar la forma más sostenible de llevar al mercado la próxima generación de vehículos con tecnología de punta, conectividad OnStar y un servicio posventa integral. “Después de una cuidadosa evaluación, decidimos que el modelo de empresa nacional enfocada en la comercialización de vehículos y centrada en el cliente es el camino correcto para competir en Ecuador y Colombia en el futuro”. “La Compañía entiende el impacto que esta decisión tiene en los empleados, por esto desarrolló un plan de cierre de los contratos laborales con beneficios que están por encima de los requisitos legales, así como un amplio y sólido programa de reubicación laboral”, complementó Chamorro.

Desde la nueva estructura comercial en Colombia, General Motors reafirma su compromiso de seguir invirtiendo en el país y contribuir significativamente a su progreso.

 

También le puede interesar:

OnStar de Chevrolet presenta «Acompañamiento seguro»: mayor seguridad en situaciones vulnerables

XXI Congreso Internacional de la Industria Automotriz y sus partes 2024: Avance y Transformación

 

 

 

RESPONDER

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí