COMPARTIR

Los talleres en sus actividades de reparación automotriz generan diversos impactos adversos al medio ambiente. Para un análisis adecuado es necesario construir una matriz de aspectos e impactos ambientales, en donde se evalúe cada uno de los procesos y las diferentes actividades que puedan afectar los siguientes componentes ambientales: aire, agua, suelo, paisaje, flora y fauna y comunidades vecinas.

Las buenas prácticas son el conjunto de acciones tendientes a modificar hábitos, por ello requieren, de cambios en la actitud de las personas y en la organización de las operaciones, en esta edición Cesvi Colombia brinda un análisis detallado a los aspectos en impactos mas frecuentes en los centros automotrices con el objetivo de promover mejores procesos ambientales.

Las actividades de un taller ocasionan impactos relacionados con el uso de recursos naturales (agua, energía, papel, combustible), contaminación de aguas por vertimientos de productos químicos, emisiones y generación de residuos.

Foto: www.informaciondelonuevo.com

A continuación, se enuncian los aspectos e impactos más representativos del taller y los controles sugeridos para minimizar los efectos adversos:

1. Recursos naturales (agua, energía, papel, combustible):

Aspecto: consumo de recursos naturales.

Impacto: agotamiento de los recursos naturales.

Control propuesto: campañas ambientales enfocadas en la reducción del consumo, capacitación o sensibilización, indicadores de gestión basados en el registro y seguimiento de consumos mensuales, implementación de sistemas ahorradores, sistema de reporte de fugas, programas de mantenimiento preventivo, uso de alternativas limpias en el caso de los combustibles.

2. Residuos (aprovechables y peligrosos):

Recuerde que este es uno de los aspectos ambientales más importantes en el taller debido al volumen de los residuos generados en los procesos de reparación automotriz. Los residuos que más se generan son: chatarra, plástico, vidrio, aluminio, llantas y residuos peligrosos como: baterías, airbag, solventes, aceites, líquido refrigerante, líquido de frenos, sólidos contaminados con productos químicos, tarros de pinturas, RAEE (Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos), anticongelantes, entre otros.

De acuerdo con el Decreto 4741 de 2005 el generador de residuos peligrosos es responsable de sus residuos. La responsabilidad se extiende a sus afluentes, emisiones, productos y subproductos, por todos los efectos ocasionados a la salud y al ambiente. Los generadores de residuos peligrosos están obligados a inscribirse en el Registro de Generadores de la autoridad ambiental competente de su jurisdicción cuando la cantidad de sus residuos sean igual o mayor a 10.0 Kg./mes calendario considerando los promedios ponderados y media móvil de los últimos 6 meses de las cantidades pesadas. De igual manera debe reportar anualmente los residuos generados, además de gestionar la disposición con gestores que cuenten con licencia ambiental. Es importante tener en cuenta que debe caracterizar sus residuos de acuerdo con las corrientes definidas en el Decreto 4741.

Respecto a los residuos reciclables y aprovechables, puede entregarlos a gestores ambientales que le brinden un aprovechamiento, encadenando estos residuos como materia prima en un nuevo proceso productivo.

Aspecto: generación de residuos aprovechables y peligrosos.

Impacto: contaminación de suelo.

Control propuesto: plan de Gestión Integral de Residuos (PGIR), Registro y pesaje de los residuos, clasificación de los residuos y disposición con gestores ambientales, actas de disposición de residuos, capacitaciones y sensibilización.

Se debe tener en cuenta que los residuos peligrosos (RESPEL) deben disponerse a través de gestores ambientales con licencia ambiental para brindar el tratamiento adecuado.

Recuerde los controles que debe implementar para mitigar emergencias (incendios, derrames o explosiones) por almacenamiento de residuos peligrosos y matrices de compatibilidad para el almacenamiento adecuado de estos residuos.

3. Emisión de vapores contaminantes (Emisiones de cabinas de pintura y procesos de soldadura).

Aspecto: emisión de vapores contaminantes (Hidrocarburos COV y óxidos de nitrógeno, smog fotoquímico, humos metálicos).

Impacto: alteración de la calidad del aire, afectación de salud pública respecto al sistema respiratorio y alteración de los ecosistemas.

Control propuesto: reducir emisiones de compuestos orgánico volátiles (COV) utilizando productos con bajo contenido en disolventes, reducir las emisiones de partículas y humos metálicos empleando equipos extractores y filtros adecuados de captación de estas partículas, mantenimiento preventivo en cabinas ( filtros, depósito de sedimentación de sólidos, el funcionamiento de los sistemas de suministro y extracción de aire), estudio de calidad del aire con laboratorios acreditados o demostrar través de las fichas de la cabina el cumplimiento de límites permisibles de COV.

La resolución 909 de 2008 establece los normas y estándares para la emisión de contaminantes a la atmósfera por fuentes fijas.

4. Fuga o emisión de gas refrigerante

Aspecto: fuga o emisión de gas refrigerante (R134) de los vehículos.

Impacto: deterioro de la capa de ozono.

Control propuesto: implementación de sistemas de extracción y acopio de gas refrigerante, mantenimiento periódico del sistema. Disposición de este gas a través de gestor ambiental de residuos peligrosos o aprovechamiento.

5. Vertimientos

Un vertimiento es la descarga final de sustancias químicas a un cuerpo de agua, a un alcantarillado o al suelo.

Aspecto: vertimiento de aguas residuales.

Impacto: contaminación del agua.

Control propuesto: recuerde que si su taller realiza vertimientos de sustancias químicas al sistema de alcantarillado como por ejemplo, en el lavado de vehículos, debe solicitar un permiso de vertimientos a la jurisdicción ambiental que le corresponda (Secretaría de ambiente o Corporación autónoma regional CAR) y caracterizar sus aguas residuales de acuerdo a la periodicidad que el ente ambiental le indique y asegurar el cumplimiento de parámetros de sus aguas residuales conforme a la resolución 631 de 2015.

6. Control de derrames

Aspecto: derrames de sustancias químicas.

Impacto: contaminación de agua y suelo.

Control propuesto: si su taller almacena sustancias químicas, debe contar con un plan de contingencia de derrames para mitigar los impactos ambientales por contaminación de agua o el suelo. Para ello debe disponer de sistemas de contención y kit de derrames, conforme lo establece el Decreto 1076 artículo 2.2.3.3.4.14 y Resolución 1209 de 2018.

El personal que maneje estos productos químicos debe recibir capacitación en el manejo sustancias químicas y atención de derrames.

7. Control de ruido

Se entiende como afectación por ruido al ambiente, cuando estos ruidos trascienden la propiedad privada e impactan de manera negativa, extralimitando los estándares máximos permisibles.

Aspecto: emisión de ruido.

Impacto: afectación de la población vecina.

Control propuesto: si las actividades de su taller generan ruido considerable afectando a comunidades vecinas, debe realizar un estudio de ruido conforme a las directrices de la Resolución 627 de 2006. Si en los resultados del estudio se superan los límites permisibles, deberá adoptar controles de ingeniería en la fuente y en el medio que atenúen los niveles de ruido.

Conclusión

A pesar de los impactos ambientales ocasionados al planeta, aún hay tiempo de compensar y actuar responsablemente basados en el desarrollo sostenible. De igual forma, existen requisitos legales ambientales que establecen sanciones de incumplimiento, sin embargo la implementación de buenas prácticas debe tener un sentido de convicción haciendo mayor énfasis en la sensibilización de los impactos al planeta el cual ya padece un sinnúmero de fenómenos que han afectado varias poblaciones en el mundo; recuerden que el aporte de cada persona u organización suma y hace la diferencia.

Más allá de las obligaciones legales existen prácticas y jornadas ambientales empresariales como siembra de árboles y participación en proyectos de recuperación ambiental que además generan beneficios y reconocimientos a las empresas.

NO HAY COMENTARIOS

RESPONDER