COMPARTIR
Foto: Guillermo Ossa / EL TIEMPO
Foto: Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Colombia es el país pionero en la adquisición de vehículos eléctricos en America Latina, su gran crecimiento y aceptación por parte de los usuarios es sin duda gracias a los incentivos económicos que impulsó el gobierno, como la reducción en el pago de impuestos, descuento en la Revisión Técnico Mecánica y el SOAT, además de estar exentos en medidas de restricción vehicular, entre otras.

Sin embargo, existen muchos temas que inquietan a quienes están pensando en cambiarse a estas tecnologías y es referente a la capacidad energética que brinda el país y la disponibilidad de electrolineras; para empezar respondiendo esta inquietud es importante conocer que Colombia se posiciona como uno de los países con mayor riqueza hídrica del mundo, en la actualidad, la matriz de generación de energía eléctrica del país está basada en un 70% en el recurso hídrico, lo que la hace una matriz limpia, compuesta por recursos renovables como lo es el agua.

Durante el 2020, el consumo de energía eléctrica en el país fue de 70.178 GWh (Gigavatios por hora) y según las proyecciones, se espera un incremento promedio del 2% anual, teniendo en cuenta las expectativas dinámica del sector industrial, la electrificación de la economía y un incremento en el número de vehículos eléctricos, que para 2030 se estima sean 400.000.

Para suplir el consumo proyectado para los próximos años, Colombia ha estado expandiendo la infraestructura energética, por lo cual se han desarrollado varios proyectos de generación de energía térmica, solar e hidráulica dentro de los cuales se encuentran el proyecto Hidroeléctrico Ituango, que aunque debió entrar en operación en diciembre de 2018 con 300MW (Megavatios), suma una capacidad instalada de 2.400MW, lo que representa cerca del 14% de la capacidad total instalada actual del país que alcanza los 17.200 MW, estas cifras demuestran no solo la importancia de esta obra para el sector eléctrico sino también, para afirmar que el país tendrá la capacidad necesaria para la integración de estas tecnologías de vehículos.

Ahora bien, para seguir analizando todos los factores necesarios para la masificación estas nuevas tecnología, hablemos de las electrolineras, que son fundamentales para poder asegurar un viaje por el territorio nacional. Por ahora el país solo cuenta con 174 electrolineras que se encuentra en 24 ciudades que puede consultar aquí, las cuales son muy pocas para poder realizar largos trayectos, teniendo en cuenta que la mayoría de vehículos tienen una capacidad de 300 km de autonomía y la longitud y superficie del territorio nacional triplican la capacidad de cualquiera de estos vehículos.

Uno de los reto que tiene la masificación de estas tecnologías es su infraestructura y esto evidentemente será un acelerador para que más usuarios puedan cambiarse sin dudar a tener un percance por descarga de la batería de propulsión.

Asimismo, la actualización del taller y el técnico reparador en este tipo de vehículo es fundamental, para esto, recordemos que Cesvi Colombia, ya adelanta investigaciones con varios modelos de gran comercialización en el país, para impartir y formar a más técnicos para que estén preparados para cualquier contratiempo que pueda tener un propietario de vehículo eléctrico.

Fuentes:

Foto: Guillermo Ossa / EL TIEMPO

https://www.grupobancolombia.com/wps/portal/empresas/capital-inteligente/especiales/especial-energia-2019/panomara-energetico-colombia

https://www.acolgen.org.co/

https://www.electromaps.com/puntos-de-recarga/colombia

NO HAY COMENTARIOS

RESPONDER