La inflación internacional, el encarecimiento de la cadena de valor y la devaluación del peso colombiano respecto de dólar estadounidense han creado un fenómeno de aumento de costos en el país. 

Pero este hecho se agrava si se tiene en cuenta que, con el incremento del Salario Mínimo Mensual Legal Vigente (SMMLV) por debajo de la inflación, se crea una realidad de pérdida del poder adquisitivo con respecto a lo que se tenía años atrás. 

En lo que se refiere al sector reparador, por razones lógicas de incremento de costos medios en el arreglo de vehículos siniestrados, incrementos elevados de los precios de vehículos nuevos, crecimiento en los valores de las listas de precios de repuestos y poca su insuficiente disponibilidad, Cesvi Colombia realizó un estudio basado en el poder adquisitivo que se ha venido perdiendo cada año y comparado con las variables que aquejan al sector. 

Tomando como base los vehículos tipo sedán más vendidos en las marcas más representativas del mercado y con el apoyo de la guía de valores de Fasecolda, el Modelo de Información para el Sector Asegurador (MISA, de Cesvi Colombia) y datos del Dane en cuanto al Salario Mínimo Vigente, se puede observar que, mientras el SMMLV creció un 40,1%, el costo de los vehículos o cesta básica de repuestos subió el 58% (ver tabla). 

Esta situación se explica por la insuficiente oferta de repuestos que hay actualmente en el país, la cual ha llevado a que los valores del año 2019 crezcan desproporcionadamente. 

 

Se puede observar que mientras en el año 2019, para adquirir un vehículo nuevo de esta gama se requería de una inversión de 39 SMMLV, en la actualidad se requieren 44 SMMLV, lo que indica una pérdida del valor adquisitivo del 12,9% en este lapso. 

Por otro lado, los golpes en las secciones delanteras y traseras son los más frecuentes de siniestralidad. 

Es por esta razón que las marcas de vehículos incrementan el costo de adquisición de los repuestos pertenecientes a estas secciones.  

Según el modelo de información (MISA), la Cesta Básica de Repuestos de estas secciones se compone de 23 piezas y pueden llegar a costar el 50% del valor total de un vehículo nuevo: 

 

 

En la siguiente tabla podemos observar que en 2019 los repuestos de la sección delantera se podían adquirir con alrededor de 6 SMMLV, mientras que para 2023 se requieren 10 SMMLV.  

Lo mismo sucede en la sección trasera, en la que se presenta un incremento de aproximadamente 4 SMMLV para 2023, en comparación con el 2019.   

Y en general una reparación a nivel de todas las secciones cuesta en promedio 2 SMMLV más que hace 4 años. 

 

 

Cesvi Colombia hace un llamado a la mesura y vigilancia de los costos de reparación de los vehículos porque cuando desbordan ciertos límites el consumidor se ve obligado a buscar alternativas sin criterio técnico, lo cual afecta la seguridad del automotor y sus ocupantes. 

 Fuentes:

– Guía de valores FASECOLDA

– Modelo de Información para el Sector Asegurador (MISA)

https://www.andemos.org/

https://www.dane.gov.co

Artículo anteriorLa neutralidad del carbono el valor que más resalta el nuevo presidente de Toyota Motor Corporation
Artículo siguienteCESVI COLOMBIA CUMPLE DOS DÉCADAS COMO REFERENTE SECTORIAL

RESPONDER

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí