COMPARTIR

El Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe, Latin NCAP, fue presentada hoy con la versión Hatchback del Chevrolet New Onix obteniendo cinco estrellas para adultos y niños con Protección a Peatones y Control Electrónico de Estabilidad como equipamiento estándar. El Mitsubishi L200 presenta un resultado vergonzoso de cero estrellas para Protección de Ocupante Adulto.

El Chevrolet New Onix Hatchback

Fabricado en Brasil, obtuvo cinco estrellas para Protección de Ocupantes Adultos y Niños y un reconocimiento Latin NCAP Advanced Award por su Protección de Peatones, mismo resultado que el New Onix Plus presentado hace dos meses. El Chevrolet New Onix Hatchback ofrece Control Electrónico de Estabilidad (ESC) y 6 bolsas de aire como equipamiento estándar: dos bolsas de aire frontales, dos laterales y dos laterales de cortina. 

El New Onix Plus mostró un rendimiento bueno en el impacto frontal, lateral y lateral del poste para protección de ocupantes adultos y niños. Chevrolet recomendó instalar ambos dummys para niños mirando hacia atrás, siguiendo las últimas prácticas mundiales. Esto se confirmó al obtener un puntaje alto en la protección en la prueba dinámica para los ocupantes infantiles.

El New Onix Hatchback ofrece el Sistema de Aviso de Uso de Cinturones de seguridad (SBR) como equipamiento de serie en los asientos delanteros y traseros; un equipamiento muy relevante que aún no es tan común en América Latina. Asimismo, el New Onix Hatchback ofrece Protección para Peatones como estándar, de acuerdo con el Reglamento de las Naciones Unidas. Esta característica hizo que el modelo obtuviera un Latin NCAP Advanced Award.

El New Onix Hatchback tiene una distancia entre ejes diferente al New Onix Plus (versión sedán). Luego de confirmar que ambos modelos son iguales en la parte delantera hasta el pilar B y en la plataforma, Latin NCAP evaluó la versión Hatchback para la prueba de impacto lateral y consideró los resultados de la protección contra impactos frontales y de poste de la versión Sedán. Luego de un análisis detallado, los resultados de estas pruebas se extendieron también para la versión Hatchback. El Chevrolet New Onix Hatchback, que tiene como objetivo sustituir en el mercado el modelo más vendido en Brasil y en la región, es otro hito en la oferta de seguridad de vehículos en América Latina con un modelo popular ofreciendo este nivel de equipamiento básico de seguridad.

La pickup Mitsubishi L200

(Comercializada en Chile) 

Fabricada en Tailandia y Brasil, logró cero estrellas para Protección de Ocupante Adulto y dos estrellas para Protección de Ocupante Infantil. La última versión de la camioneta más vendida en Chile está disponible en el mercado sin bolsas de aire, sin Sistema de Aviso de Uso de Cinturón de Seguridad y sin Control Electrónico de Estabilidad. El modelo obtuvo cero estrellas para la Protección de Ocupante Adulto debido a la alta probabilidad de lesiones de riesgo de vida en un choque a solo 64 km/h.

El L200 mostró una estructura inestable y también inestabilidad en el área de los pies. Siguiendo la recomendación del fabricante del automóvil, los Sistemas de Retención Infantil (SRI) se instalaron utilizando los cinturones de seguridad, en lugar de recomendar el SRI con anclajes ISOFIX disponibles en el automóvil como estándar. El SRI para el dummy de tres años ofreció protección baja. El L200 cuenta con una versión con cinturones pélvicos (dos puntas) en la posición del asiento central trasero aún en 2019. Teniendo en cuenta todos los modelos evaluados por Latin NCAP de Mitsubishi, es claro concluir que la Protección del Ocupante Infantil no parece ser una prioridad para este fabricante.

Mitsubishi se comprometió a mejorar el equipamiento básico estándar del L200 en toda América Latina en producción a partir de febrero de 2020, llegando al mercado no antes de abril 2020, incluyendo bolsas de aire frontales para el conductor y el pasajero y cinturones de seguridad para el conductor y el pasajero con pretensores y limitadores de carga. Latin NCAP considera que ese equipamiento no es suficiente, ya que todavía carecerá de algo tan importante como es el Control Electrónico de Estabilidad, protección lateral para la cabeza y Protección para Peatones. Todos estos ítems serán necesarios para obtener más de dos estrellas en el nuevo protocolo de Latin NCAP, que entra en vigencia a finales de 2019. Latin NCAP deberá evaluar la efectividad del equipamiento actualizado tan pronto como estén disponibles en el mercado.

El Mitsubishi L200 es un modelo muy popular en las flotas para las compañías mineras en la región y es la pick up más vendida de Chile. Con este resultado alarmantemente pobre, Latin NCAP hace un llamado a los responsables de flotas de las compañías mineras para que tomen medidas inmediatas y adopten una política de flota de cinco estrellas lo antes posible, previo a la Reunión Ministerial en Suecia el próximo febrero de 2020.

Latin NCAP cree que es inaceptable que Mitsubishi y algunos importadores de Mitsubishi en América Latina ofrezcan el L200 con niveles de seguridad de cero estrellas a los clientes, argumentando que «no se necesitan bolsas de aire ya que la estructura es robusta» (declaración de un vendedor a un miembro de Latin NCAP en el momento de adquirir el automóvil como comprador anónimo). La ética de Mitsubishi y sus importadores en América Latina debe ser seriamente cuestionada por poner en riesgo la vida de las personas y desinformar a los consumidores en un tema tan sensible como la seguridad. Latin NCAP entiende que al ofrecer este modelo con un equipamiento de seguridad tan básico, Mitsubishi está discriminando a los consumidores latinoamericanos.

Latin NCAP recomienda a los consumidores de la región solo comprar vehículos que ofrezcan ESC.

NO HAY COMENTARIOS

RESPONDER