Los retroreflectivos, mejoran la oportunidad en la repuesta del conductor ante la identificación de un riesgo vial. En esta temporada de fin de año, abordar este tema es fundamental para garantizar la seguridad vial en los recorridos por nuestras calles y carreteras.

Las alarmantes estadísticas de siniestralidad vial en el país revelan un aumento del 3% en las fatalidades entre 2022 y 2023. Del total de fallecimientos, casi el 40% corresponde a la interacción entre los actores viales más vulnerables en la vía y los medios de transporte individual de mayor uso o crecimiento. En este contexto, abordar la falta de visibilidad, especialmente durante la noche, se convierte en una herramienta esencial para reducir accidentes.

Tiempo de percepción-reacción:

Reducir el «tiempo de percepción-reacción» es clave para que los conductores anticipen riesgos y tomen decisiones críticas como: reducir la velocidad, cambiar de carril o iniciar el proceso de frenado más temprano.

Los elementos retroreflectivos, como chalecos y cintas reflectantes, mejora la distancia de detección, facilita la identificación de formas y reduce conflictos de tráfico, especialmente en condiciones de baja visibilidad como niebla o lluvia.

Referentes normativos:

La Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE) establece normativas en materia de movilidad y seguridad vial, donde se incluye Equipos de Protección Personal (EPP) retroreflectivos.

En ese contexto la Regulación R27 de la UNECE, establece estándares para dispositivos retroreflectantes utilizados en vehículos incluyendo elementos en Equipos de Protección Personal (EPP) para peatones, ciclistas y motoristas.

Colombia, a través de la ley 2290, adopta reglamentos técnicos armonizados de las Naciones Unidas, reforzando la importancia de la visibilidad para la seguridad vial.

Criterios de Selección:

Al elegir prendas retroreflectivas, hay diferentes factores esenciales a tener en cuenta, que hacen parte integral del reglamento técnicos aplicable, le contamos:

Ubicación de materiales:

Ubíquelos en áreas clave como torso, espalda, brazos y piernas, garantizando una visibilidad completa desde diversos ángulos e identificando el tipo de actor a partir del movimiento.

Contraste de colores:

Es importante que los colores se destaquen en el entorno circundante. Por ejemplo, prendas de colores brillantes combinadas con material retroreflectante pueden ser altamente visibles.

Patrones distintivos:

Se deben incorporar líneas o distintivos que faciliten la identificación rápida de la forma y movimiento del usuario en la carretera.

Amplia cobertura:

La prenda debe cubrir una parte significativa del cuerpo para maximizar la cantidad de material retroreflectante visible.

Calidad del material:

El producto debe garantizar condiciones mínimas aceptables de reflexión de la luz de los faros de vehículos.

Elementos de protección personal:

Los cascos, guantes, calzado y mochilas deben integrar elementos retroreflectivos para aumentar la visibilidad global.

Flexibilidad y comodidad:

Las prendas deben adaptarse a las necesidades específicas de los motociclistas, ciclistas y peatones, permitiendo movimientos naturales y cómodos.

Pruebas de usuario:

CESVI COLOMBIA realizó pruebas comparativas, demostrando que elementos retroreflectivos aumentan significativamente la visibilidad.

La propuesta, enmarca el tipo de vehículos mayormente presentes en accidentes de tránsito: Automóvil, motocicleta, bicicleta y peatón, con luces de cruce (bajas), asimilando espacios de circulación extremos en los que el alcance visual pueda ser menor y en un espacio controlado del orden de 150 metros con iluminación ambiente y artificial mínima.

Los resultados de la prueba arrojan distancias con reflectivos (RF) y sin elementos reflectivos (Sin RF), teniendo como relación la distancia más baja, se establece cómo aumenta la posibilidad de ser percibido:

Análisis de Percepción y Posibilidad de Detención:

La distancia de detención de un vehículo convencional depende de diferentes factores. La prueba revela que contar con elementos retroreflectivos puede marcar la diferencia entre evitar un contacto o sufrir un accidente. La detención de un vehículo se puede percibir en tres fases:

  • Percepción: Poder visualizar en escenarios de baja iluminación, elementos que pueda representar un peligro para el conductor.
  • Reacción: Fisiológicamente existen procesos internos después de la percepción que desde los ojos al cerebro para poder establecer qué tipo de Tipo de decisión tomar.
  • Detención: Luego de reaccionar se realiza la detención del vehículo donde el conductor tendrá la posibilidad de establecer la magnitud del frenado, suave o fuerte.

El análisis permite mostrar el comportamiento de la distancia de detención de un vehículo convencional (línea azul), a diferentes velocidades y la comparación con las distancias que se extraen de la prueba realizada, tomando una referencia con respecto a las velocidades máximas de circulación a nivel nacional:

Del mismo modo se presenta una comparación entre automóvil y motocicleta, indicando para algunos casos mayor distancia de percepción:

En conclusión:

La seguridad vial depende en gran medida de la visibilidad de los actores viales. La adopción de elementos retroreflectivos no solo cumple con normativas internacionales, sino que también contribuye a reducir accidentes. Al implementar estos elementos de manera efectiva, podemos lograr un entorno vial más seguro para todos.

Nota: Las imágenes y datos presentados en este artículo son referenciales y basados en pruebas realizadas por CESVI COLOMBIA.

Lea también:

ACTUALIDAD DEL SEGURO OBLIGATORIO DE ACCIDENTES DE TRÁNSITO (SOAT)

Artículo anteriorOFERTA DE VEHÍCULOS CON TECNOLOGÍAS HÍBRIDAS Y ELÉCTRICAS EN COLOMBIA (A noviembre de 2023)
Artículo siguienteEl nuevo MG4 CROSS 100% eléctrico llega a Colombia, conozca precio y características

RESPONDER

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí