COMPARTIR

La tecnología aplicada al equipamiento de seguridad avanza en los vehículos comerciales y, en especial, en los de transporte de personas.

El transporte de pasajeros ha presentado cambios importantes en diversos campos, incluido en lo referente a los sistemas de seguridad activa y pasiva.

Cabe recordar que se entiende por seguridad activa aquellos sistemas y componentes que ayudan a evitar un accidente, mientras que la seguridad pasiva son todos aquellos elementos y sistemas que protegen a los ocupantes al momento del siniestro.

Con respecto a la seguridad se debe resaltar que las marcas también han desarrollado sistemas para mitigar la severidad y frecuencia en los siniestros.

Sistemas de seguridad activa

El sistema de dirección, que en el pasado era de accionamiento mecánico y sin asistencias, le ocasionaba al conductor fatiga y estrés. Para solucionar esta situación se implementaron sistemas de asistencia eléctrica y electrohidráulica.

La electroasistencia consiste en la implementación de un motor eléctrico que, en conjunto con un sensor de giro, reducen el esfuerzo requerido para maniobrar el vehículo.

Por su parte, la asistencia electrohidráulica reúne la asistencia hidráulica con un sistema eléctrico que acciona una bomba para alcanzar las presiones de operación y maniobrar los elementos de la dirección.

El Sistema de freno antibloqueo (ABS) trabaja sobre la fuerza de frenado que se ejerce en los elementos de fricción. El sistema monitorea la velocidad de rotación de la rueda durante el frenado: si esta disminuye más rápido que el vehículo, la unidad de control -junto con el sistema valvular- controla la presión de aire o del fluido hidráulico evitando un bloqueo de la rueda para que no ocurran derrapes y garantizar la adherencia a la calzada.

El Sistema de control de estabilidad (ESC) permite mantener el vehículo en trayectoria, previniendo que, al momento de frenado en vías mojadas o resbalosas, o en curvas, la parte trasera del vehículo se cruce involuntariamente (sobreviraje). Los sensores en las ruedas dan lectura al comportamiento del autobús y frenan selectivamente la(s) rueda(s) para garantizar que el conductor no pierda el control del vehículo.

El Control de tracción (ASR) también se apoya en los sensores del ABS para registrar la velocidad de las ruedas, y dado el momento en el que la velocidad del giro de alguna rueda sea mayor a la de las demás, el sistema regula la potencia entregada a la rueda para no patinar.

El Asistente de arranque en pendiente (Hill-Holder) se apoya en los sensores del ABS y otro que mide la inclinación de la carrocería del autobús. Si se supera cierto ángulo, y siempre en maniobra de arranque en una pendiente y con la condición de que el vehículo esté detenido con primera marcha seleccionada, con embrague y pedal de freno pisados, el sistema aplica presión al sistema de frenos en las ruedas delanteras para evitar que el vehículo se ruede hacia atrás en el momento de a levantar el pedal del freno.

Sistemas de seguridad pasiva

Con la implementación de nuevos materiales se ha mejorado la resistencia de la estructura.

Esto garantiza que, tras colisiones frontales, laterales, traseras o volcamientos, pasajeros y conductor sean protegidos del aplastamiento de la carrocería y el consecuente atrapamiento.

Fabricantes como Volvo realizan los test pertinentes (reglamento R66 de la Comisión Europea) para verificar las subestructuras que sostienen los paneles de la carrocería.

El sistema antiempotramiento es una protección para que vehículos livianos, al momento de colisionar, NO queden atrapados bajo el autobús por la diferencia de alturas.

A bordo del fuselaje, los cinturones de seguridad vienen siendo más comunes, pero su implementación todavía depende del marco legal en cada país. Así, es usual encontrarlos de dos y tres puntos.

Los sencillos de dos puntos protegen el área pélvica, pero las áreas lumbar y cervical quedan expuestas a recibir lesiones.

Por su parte, los de tres puntos protegen tanto el área lumbar y pélvica, y pueden contar con pretensores que sujeten el cuerpo a la silla para reducir lesiones cervicales por el efecto latigazo.

En cuanto a los airbags, se instalan en vehículos de transporte livianos tipo Van. Para vehículos de gran tamaño, las distancias entre la estructura del vehículo y los asientos deben cumplir con ciertas regulaciones que eviten que, en una colisión, el cuerpo del conductor y pasajeros impacte contra piezas rígidas. Si es el caso, pueden equiparse para conductor y acompañante, pero no se conocen para los pasajeros.

Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción ADAS

Con el fin de minimizar el error por parte del factor humano, dentro de la seguridad activa del vehículo se han ido incorporando sistemas que advierten al conductor o le ayudan por medio de inteligencia artificial y la recopilación de información de distintos sensores.

Por ejemplo, se tiene registro de la Alerta de colisión frontal (FCW) y Frenado automático de emergencia (AEB), sistemas que Volvo, Mercedes-Benz, MAN y Scania han incorporado en sus vehículos.

El Sistema FCW avisa al conductor en el momento que ha traspasado la distancia de seguridad con el vehículo de en frente, peatón o ciclista y, si es el caso, acciona los frenos de manera automática.

Este nivel tecnológico será obligatorio en Europa a partir de julio de 2022. El sistema funciona mediante la información captada por radares en la parte frontal y cámaras en la parte superior del vidrio panorámico.

El Sistema de monitoreo de proximidad se apoya en radares ultrasónicos y cámaras. Detecta peatones y ciclistas que se encuentren cerca de la parte delantera o lateral del autobús y advierte al conductor para evitar colisiones a velocidades entre 0 y 36 km/h.

Es de utilidad al momento de aproximarse o salir de paradas durante la ruta.

También puede entenderse como la combinación de los sistemas de alerta de colisión frontal y monitoreo de punto ciego.

Al igual que el sistema FCW es de incorporación obligatoria en Europa a partir de julio de 2022.

La Advertencia de abandono de carril (LDW) se activa cuando el conductor, de manera involuntaria (sin poner el indicador de dirección), cambia de carril. Así, emite una alerta mediante una señal acústica o por vibración en el timón.

El sistema funciona mediante la lectura con cámara de las líneas de demarcación de la carretera. Funciona de la misma manera que en vehículos livianos.

El Control de crucero adaptativo (ACC) permite mantener una velocidad configurada en carretera. Además, al detectarse un vehículo en frente, el sistema disminuye la velocidad del autobús para mantener la distancia de seguridad. Una vez el vehículo obtenga vía libre, volverá a recuperar la velocidad prefijada. Se vale de un sensor o radar frontal.

Con menor frecuencia, pueden encontrarse otros sistemas como Detección y lectura de señales de límite de velocidad y sistema de Detección de distracción y fatiga que monitorean mediante cámaras al conductor.

Conclusiones

  • El avance en procesos de fabricación y desarrollo de nuevos materiales permite equipar estructuras de gran resistencia que garantizan la seguridad de la carrocería y chasís de los vehículos para transporte de pasajeros.
  • Sistemas de seguridad activa y pasiva implementados con anterioridad en autos livianos han ido adaptándose e incorporándose gradualmente en una mayor cantidad de vehículos pesados para transporte de carga y pasajeros.
  • La exigencia de algunos sistemas avanzados ADAS por la Comisión Europea permite que la oferta de vehículos para el transporte de pasajeros con estos sistemas aumente, lo que contribuye a disminuir los siniestros en los cuales el factor humano es el principal causante.
  • Se espera que gradualmente se incorporen en el mercado colombiano vehículos de transporte de pasajeros con sistemas avanzados ADAS.

Fuentes:

• Mercedes Benz Campus Safety (2015)

• Volvo Bus – Safety Testing

SCANIA. ADAS: Protecting passengers, drivers and road users.

Reglamento (UE) 2019/2144 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de noviembre de 2019.

• Dols, Juan & Armesto, Leopoldo & Girbés, Vicent & Arnal, Laura. (2017). SAFEBUS: A New Active Safety System for Pedestrian Detection in Public Passenger Buses. 10.1007/978-3-319-51859-6_16.

NO HAY COMENTARIOS

RESPONDER