COMPARTIR

Las cualidades como el color, el diseño, la tapicería, las aplicaciones de conectividad y el costo, son algunas de las preferencias que el gran porcentaje de colombianos tiene en cuenta al momento de adquirir un vehículo. Pero realmente saben ¿qué pasa cuando su vehículo tiene un choque por colisión simple, ¿cuál es el comportamiento en la carrocería respecto a la colisión, qué elementos lo equipan para mitigar la deformación y la transmisión de energía hacia el ocupante y cuánto puede costar la reparación del vehículo?

El Centro de Experimentación y Seguridad Vial, Cesvi Colombia, realizó el análisis del comportamiento en un choque simple por alcance a los vehículos Hyundai Grand I10 y Chevrolet Beat, considerando elementos como la conformación del modelo que se comercializa en el país, particularidades en su estructura y el valor de la reparación. Este análisis es realizado en la rampa de impacto, la cual libera una energía similar a un choque urbano entre 2 vehículos a 40 km/h simulando una maniobra evasiva, establecida por estándar del RCAR (Consejo de Investigación para Reparaciones de Automóviles) para este tipo de ensayo, el cual se describe a continuación:

Estos resultados son publicados en el informe ICRV (Índice Cesvi de Reparabilidad Vehicular), el cual se califica según un índice ponderado de reparabilidad presentado en rombos, que relaciona el costo total de la reparación, el valor del vehículo y la velocidad de impacto.

La calificación del vehículo se presenta en una escala de 0 a 5 rombos donde 0 es la calificación más baja por el alto costo de reparación y 5 la calificación más alta por el bajo costo de reparación del vehículo. El costo de reparación vehicular incluye todo lo que conlleva el proceso de arreglo en el taller como lo son la mano de obra, los materiales, los repuestos y los tiempos de permanencia en el mismo.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, presentamos los daños más relevantes y sus respectivas calificaciones ICRV.

Los daños más relevantes fueron:

En la zona delantera, los daños se presentan en la sección programada para la absorción de energía, elementos como el marco frontal asume la mayor parte de la energía del impacto, evitando daños mayores en la sección de la punta de chasís.

En la parte trasera el vehículo carece de elementos que contribuyen en la absorción de energía. El automóvil no cuenta con soporte de paragolpes trasero y crash box, se evidencia un absorbedor fabricado de poliestireno expandido, que no absorbe toda de la energía de colisión; dando como resultado la afectación en piezas como punta de chasís trasera, costado derecho, panel trasero y piso baúl.

Los daños más relevantes fueron:

En la sección delantera se produjeron daños punta de chasís izquierda, la cual presentó deformaciones en los puntos fusibles y concentradores de esfuerzos. Aunque el vehículo cuenta con estructura Crash box, esta no absorbió toda la energía de deformación y generó daños en la punta chasís.

El panel trasero y a lo largo de la punta de chasís, se afectaron las piezas estructurales. Adicionalmente, la punta de chasís presentó deformaciones y sobre estiramiento del material lo que conllevó a su sustitución.

NO HAY COMENTARIOS

RESPONDER