En la era de la posmodernidad las preferencias han cambiado drásticamente. Del anhelo de poseer bienes materiales, a la inversión en vivencias y momentos que está empujando a las personas a destinar sus recursos en conciertos, viajes, spas, ferias, deportes extremos, retiros. Un fenómeno que ha redefinido, además, la manera en que se valora y se disfruta el tiempo.

En la industria automotriz las marcas han ensanchado sus horizontes para que los ciudadanos y los consumidores conozcan de cerca sus innovaciones, manejen sus modelos e interactúen con los servicios que ofrecen en centros comerciales, ferias, plazoletas, campos de golf. Así, el viaje del cliente que se concebía tradicionalmente como un proceso lineal ha dado un giro. Con las estrategias de marketing modernas las marcas han expandido y personalizado el recorrido, adaptándose a las nuevas tendencias y a los hábitos de consumo.

Volvo, pionera en el país en incursionar y ser protagonista de la electromovilidad con un portafolio 100% recharge, ha aprovechado escenarios de distintas temáticas organizados por la industria del deporte, el diseño o la moda, para celebrar la diversidad, parquear sus modelos y acercarlos a la población.

Queremos estar más cerca de las personas y de nuestros clientes, transmitirles nuestros valores y la visión de un mundo mejor por medio de experiencias innovadoras. Diseñamos automóviles eficientes, sostenibles y de alto rendimiento y creamos soluciones de movilidad inteligentes que se integran a la vida cotidiana. Nuestros vehículos no son sólo medios de transporte, son agentes de cambio”, expresa Ángela Bolívar, directora de marketing de Volvo Cars Colombia, representada por Astara en Colombia.

Las marcas dejaron de ser solamente marcas para encarnar los valores que representan. Como la compañía sueca, que trabaja para conectar emocionalmente con las personas, su centro de gravedad, y que le apuesta a la movilidad sostenible, comprometida con el planeta que lo sostiene.

El sociólogo británico John Urry, autor del libro Mobilities, ha estudiado el fenómeno de la movilidad y su influencia en múltiples dimensiones de la vida humana, incluyendo las interacciones sociales, la construcción de identidad y la experiencia individual.

«Contrario a gran parte de la investigación en transporte, el tiempo dedicado a viajar no es un tiempo muerto que las personas buscan minimizar. Mientras que la literatura de transporte tiende a distinguir el viaje de las actividades, el nuevo paradigma de movilidad postula que las actividades ocurren mientras se está en movimiento«, dice.

Desde los desplazamientos diarios hasta los viajes más potentes, la movilidad es un factor determinante de las rutinas y las prácticas cotidianas de las personas, dándole sentido a sus vidas.

Disfrutar el camino

Participar en esos escenarios estimula el gozo personal, y además, despierta el deseo de compartirlo con amigos, seres queridos, e incluso, abre puertas para tejer otras relaciones. En un mundo digitalizado y mediado por las plataformas, estas experiencias recobran su valor como puntos de encuentro y de conexión humana.

Para Alejandra Moreno Porto, psicóloga de la Universidad Javeriana y psicoanalista, la pandemia recordó que las cosas pueden acabar en cualquier momento, y mostró, de manera cruda, la vulnerabilidad de los seres humanos.

“Sin embargo, la tendencia de no ahorrar crece año tras año en la población joven. La precarización de las condiciones laborales también juega un papel importante, pues si no hay una perspectiva de futuro, tampoco hay conciencia de cuidarlo”, afirma.

Tanto la noción de ahorro como la idea de progreso se han renovado, al igual que la percepción de juventud y longevidad. En la actualidad, una persona de 40 años tiene una perspectiva sobre su edad y su futuro radicalmente distinta a la que tenía la generación anterior.

La movilidad, en este caso a través del automóvil, conlleva encuentros entre individuos e impacta la naturaleza de sus relaciones. Se trata de una expresión de libertad, de una manifestación de la independencia individual. Un eslabón de la transformación actual de la industria automotriz jalonada por Volvo, en la que los vehículos se desplazan hacia la gente, y no al revés, deseando compartir el camino.

 

También puede leer:

Mercedes-Benz anuncia grandes innovaciones para este 2024 en el segmento de lujo del país

Grupo Colwagen invierte 10 mil millones de pesos en un nuevo centro de servicio posventa

Kia EV9: vehículo utilitario del año en los Estados Unidos

 

Artículo anteriorTato Castelblanco y Andrés Sánchez, con la bandera colombiana en el South American Rally Race (SARR)
Artículo siguienteLa flota Chevrolet Bolt EUV es la primera en recibir la Etiqueta Azul

RESPONDER

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí